Soneto

Como versos forzando el sentimiento:
subo el muro desanimadamente.
Nadando fuerte contra la corriente.
Estoy entregado a mi sufrimiento.

Por traición, por estos versos distintos
arden mis sueños, se ven diferentes.
Encarcelados cruel, ciegamente.
Sufriendo la pena del intelecto.

Llorando yo, riéndose mis versos.
Gritándole al amor que me salve,
con unos versos libres me rescate.

Me desate de mi tan cruel tormento.
Te amo más de lo que puedo decir
Siento que el soneto no diga eso.

Gerald Rivera ©

Anuncios

Canción latente

Rizo amado como tú, enredado:
Voy agitado igualmente en calma
con fuego rizado que me quema el alma.
Rizo amado: Mi pasión sin reparo.

Rizo amado: Mi tormento perfecto.
Son siempre espirales de mi agrado.
¡Ay Amor! Tras de ti hipnotizado
muriendo vivo como mar sin viento.

Espiral, eres delirante Espiral.
Ahogado estoy con la sed de tenerte.
Amada, no  fue mi intención amarte…

¡Espiral, oye mi canción latente,
latente por verte y por soñarte!
Clavado así, cómo puedo olvidarte.

Gerald Rivera©

Filósofo del amor

El amor abre las puertas al dolor.
Mi amor no teme; el amor no debe.
Un verdadero amor sabe siempre
evitar las espinas del desamor.

El corazón: filósofo del amor
que siempre tiene razón y no miente;
me acuerda antes de poder verte
que rosas rojas son las que sonrojan.

Se olvida de su filosofía.
El sueña con tus rizos y se pierde.
Y me dice que tus besos son poesía.

Son poesía de fuego ardiente.
Por amarte, fielmente sufriría
solo por besarte toda su vida.

Gerald Rivera ©

Pétalos perdidos del pasado

El tiempo son recuerdos taciturnos
que nos oscurecen la memoria.
Cuando el recuerdo vence el olvido,
el tiempo reclama su victoria.

Vencer el tiempo usando el olvido
es recordarle al recuerdo
que pétalos perdidos del pasado
no tocaran espinas del presente.

La memoria perdona olvidando,
y amando recuerda el olvido
como claro liberal y celestial.

Presente permanece andando
el tiempo, huyendo del olvido
y el olvido amado y angelical.

Gerald Rivera©

Cuando se rompe el corazón…

Los jueves el corazón me lo rompen.
No salgo, no comparto en mi día.
De noche me falla la alegría.
Armonías lindas que se destruyen.

Y Los viernes se tarda la mañana.
Porque salir de la cama no quiero.
Mi corazón lleno de agujeros,
busca arreglo en la madrugada.

¿Y ahora como madrugo?
Yo me arrugo si al sol no salgo.
Lo que me espera con mi corazón.

Con valor y mi corazón duro,
esta vez saldré en busca de algo.
Por ti, la solución de mi corazón.

Gerald Rivera©

Como te flecha Cupido

Vivo tratando de enamorarte.
Se cae el mundo y yo tras tu amor.
Más que un beso, quiero tu corazón.
Daré todo para que te percates.

Amarte mi razón para quedarme.
Quiero que vivamos con este fulgor,
para que seamos un solo amor.
Y mi diario se llamará amarte.

Quiero que quieras como yo te quiero.
Con arco y flecha como cupido,
mi vida arriesgo si he de morir.

Mi corazón manda siempre primero.
Con alas voy, que me quieras te pido.
Flechandote mi amor, has de sentir…

Como te flecha Cupido.

Gerald Rivera ©